Idoia clemente lagun artean-wholengo-protagonistas

Protagonistas en el Mundo social: Idoia Clemente

En Wholengo nos interesamos por aquellos que están al pie del cañón luchando contra las injusticias y los desastres. Muchos admiran la labor de estos profesionales, que entregan su vida por y para «la causa». Sin embargo, su reconocimiento está lejos de ser el ideal. Creamos esta sección con la entrevista a Gorka Albizu, y ya vamos a otra de nuestras protagonistas. En este caso se trata de Idoia Clemente, una profesional comprometida del mundo ONG. Lleva 3 años en el centro de acogida Lagun Artean y nos ha dado una entrevista muy reflexiva.

  • ¿Cómo comenzó tu aventura en el mundo de las ONG?

Mientras estudiaba, en el instituto y luego en la universidad, fui voluntaria en algunas organizaciones movida por la curiosidad y también en un (torpe) intento de descubrir si en este ámbito podría tener opciones de desarrollarme a nivel personal o profesional. Un poco más tarde, estando cerca de terminar el grado en psicología, sentía que no encajaba en ninguna de las ramas y elegí el itinerario social. Gracias a una profe de esas que no se olvidan y a un tutor de prácticas que se volcó conmigo, empecé a sentirme verdaderamente ilusionada por trabajar en este área y decidí especializarme estudiando un máster en intervención social.

Desde hace unos tres años trabajo en el Centro de Acogida Lagun Artean de Bilbao, en el barrio de Deusto, acompañando a personas en situación de vulnerabilidad o exclusión social. Actualmente desempeño mi labor en un dispositivo residencial de larga estancia dependiente del Departamento de Acción Social de la Diputación Foral de Bizkaia y gestionado por Lagun Artean.

  • Una pregunta que se plantean muchos antes de colaborar con una ONG ¿qué seguridad tenemos de que una aportación o donativo llega al lugar correcto? ¿Cuál es tu experiencia al respecto?

Entiendo la desconfianza que siente la gente en este sentido. De hecho, creo que es normal y necesario que tratemos de forma crítica la información que recibimos y que cuestionemos si el uso que se hace de nuestro dinero es adecuado. Dicho esto, esta desconfianza no debe ser una excusa para no colaborar. Tenemos herramientas para informarnos. Hemos de investigar, preguntar y exigir información clara y veraz a las entidades. Éstas, a su vez, tienen la obligación de escuchar a la ciudadanía y ser transparentes.

  •  ¿Cómo ves el futuro del mundo ONG?

Espero que seamos capaces de dar respuestas más acertadas a las situaciones de vulnerabilidad y exclusión social. Una vez más, para esto deberemos cuestionar y deconstruir muchas ideas y formas de actuar que están arraigadas en el modelo de atención actual. En este sentido me parece que las generaciones más jóvenes, tan menospreciadas a veces, podemos jugar un papel importante.

  • ¿Cuál crees que es el principal problema para que las ONG realicen su trabajo?

No sé cuál es el problema principal. Es fácil señalar cuestiones como que la financiación es inestable, que no todas las causas reciben suficiente apoyo de las administraciones y de la ciudadanía, que las y los profesionales tienen que dedicar mucho tiempo a cuestiones que les alejan de su labor esencial… Siendo todo esto cierto, no debemos perder de vista nuestra propia responsabilidad de hacer frente a los retos que tenemos delante. Es vital que seamos críticos con nuestro propio trabajo, que nos cuestionemos continuamente y que nos esforcemos en renovarnos a la vez que observamos las realidades cambiantes de nuestro entorno y de las personas que acompañamos. Esto es para mí lo más difícil y lo que diferencia una contribución significativa de un mero parche para aliviar un problema social.

  • ¿Qué dirías a los ciudadanos anónimos que no colaboran con ellas para animarles a hacerlo?

No me atrevería a decirle a nadie cómo debe colaborar o si debe hacerlo. Las donaciones y el voluntariado son formas estupendas de apoyar la atención social y por supuesto que animaría a quien pueda permitírselo a contribuir de alguna de estas maneras. Las entidades del tercer sector social damos mucha importancia a estas contribuciones dada la fragilidad de la financiación de muchos programas, y dado que nos permiten llevar a cabo proyectos y actividades que de otra manera serían muy difíciles o imposibles de realizar. No obstante, hablando de forma más global, existen tantas maneras como personas de crear un impacto significativo en distintos contextos. Cada cual habrá de buscar su forma de actuar ante las cuestiones que le inquieten o ante los problemas o injusticias que detecte en el entorno, de la manera que considere lícita y a la que pueda dotar de sentido.

  • ¿Qué problemas encuentras que puede tener a la hora de elegir?

Puede ser difícil escoger si no se tiene mucha información, sobre todo porque hasta que no aterrizas en una entidad no puedes saber del todo si se ajusta a tus expectativas. Lo más sencillo puede ser empezar por ponerte en contacto con alguna asociación de tu barrio o que trabaje en un entorno que ya conoces, y ver si la labor que hacen se corresponde con tus intereses y lo que puedes ofrecer.

  • Cuéntanos alguna experiencia personal, de esas que hagan que merezca la pena trabajar en este campo

Hace mucha ilusión ver casos de éxito, en el sentido más amplio de la palabra. Es decir, no me refiero solo a que una persona alcance un grado ideal de inclusión social o de autonomía, sino también a cuando vemos que alguien establece un vínculo de confianza con otra persona por primera vez en mucho tiempo, o cuando una persona que ha pasado muchísimo tiempo en la calle logra asentarse en un espacio que siente como propio y lo convierte en su hogar, por poner un par de ejemplos.

  • Aunque por desgracia experiencias negativas también habrá…

Ser testigo del sufrimiento de las personas que acompañamos. La impotencia de estar junto a personas que se encuentran atrapadas en espirales interminables de angustia y saber que muchas mueren en soledad y sin un hogar digno.

El testimonio de Idoia Clemente nos muestra en un análisis  del estado del mundo de las ONG. Por ello, desde Wholengo queremos ser el altavoz de todo lo que tú quieras mostrarnos, lo que no se sabe, lo que nunca se lee en los medios. Así que te animamos a participar. Cuéntanos tu experiencia dentro de una ONG, como cooperante, profesional, ayudante,… y nosotros te ayudamos a difundirla.

Ponte en contacto con nuestro equipo DA VOZ A LOS QUE SUFREN.

Dejar un comentario