desigualdad-laboral

La desigualdad de géneros en el mundo laboral, una triste realidad

La desigualdad laboral de género a nivel español y europeo es una realidad que no acaba de reducirse de manera notoria. Del mismo modo contamos con el fenómeno conocido como “techo de cristal”, por el cual existe un obstáculo insalvable para que las mujeres puedan subir en el escalafón profesional.

El motivo principal de esta situación es la segregación sectorial y la ocupacional. Los puestos de responsabilidad tienen muy poco presentes a las profesionales, y muchos de los sectores conocidos como “feminizados”, son abiertamente infravalorados y están pagados considerablemente peor que otros en los que la igualdad de géneros es mayor.

Desigualdad en Europa

La brecha salarial por género está en un 16% (cifras del año 2016). Casi no ha bajado desde 2010 y no ha descendido nada de 2015. La secretaria confederal de la ETUC (European Trade Union Confederation, Confederación Sindical Europea en castellano) Montserrat Mir ha sido tajante:

“Con estos porcentajes actuales, estaremos todos muertos para cuando se llegue al pago igualitario a las mujeres. La desigualdad salarial en el mundo laboral casi no ha cambiado desde 2010. Incluso ha empeorado en algunos países como el Reino Unido, Polonia, Bulgaria o Portugal”

Muchas mujeres están atrapadas en trabajos a tiempo parcial mal pagados. Además está el mencionado techo de cristal por el que no pueden pasar. De hecho se dirige a la propia Comisión Europea para criticar la falta de igualdad entre sus filas:

“Incluso en la bien pagada Comisión Europea que constantemente promueve la igualdad salarial, hay una brecha sustancial. Solo 4 de los 28 comisionados, 1 de los 4 vicepresidentes y 10 de los 34 directores generales son mujeres. Además, no hay un solo parlamento en la Unión Europea con representación igualitaria de las mujeres. Tenemos que ser más activos identificando y presionando a las organizaciones y compañías donde los hombres carecen de la habilidad para encontrar una proporción justa de mujeres en los trabajos mejor pagados.”

Balanza laboral de género

En España: datos específicos de la situación de desigualdad laboral

Estos son los datos extraídos de un informe elaborado por la ONG Oxfam Intermon:

1) Directores y gerentes: la presencia de hombres es de del 70,3% en Euskadi, 68,8% en Cataluña y 67,6 en Andalucía (según la encuesta de población activa del segundo trimestre de 2018).

2) El caso de Asturias es particularmente grave. Si eres mujer en esta comunidad habrá una diferencia salarial del 21,98%. Es decir tendrás que trabajar 80 días más para cobrar lo mismo.

3) Solo en el País Vasco el paro masculino supera al femenino. Además solo en un punto, y en muchas encuestas difieren de esas cifras. Una excepción en cualquier caso. Por ejemplo: en Castilla la Mancha llega a los 11 puntos de diferencia.

4) La mujer tiene una destacada presencia en los contratos parciales, muchas veces debido a una situación de indefensión en los permisos de maternidad y las responsabilidades familiares respecto a los hombres. El riesgo de pobreza se dobla en esa situación del 10,7% de la jornada completa al 24,3% de la parcial.

5) Las pensiones. Al arrastrar una vida laboral mucho más inestable e injusta, la brecha de género en las pensiones es de un 37,4% a nivel nacional. En Extremadura es de un 22,53% como mínimo comunitario y la mayor brecha otra vez en Asturias con un 49,69%.

Cifras y datos para reflexionar de lo mucho que queda por recorrer para acabar con la desigualdad laboral.

Total 2 Comments

Dejar un comentario